Mia está obsesionada por las pollas negras